¡Gracias COVID!

¡Que chavienda, mañana es lunes!!! Y así empieza el síndrome de domingo en la tarde donde son solo las 4pm de la tarde y ya te empieza joder la llamada de las 9am. (que si eres como yo todavía a esa hora no estas de humor para hablar “con misma”, menos con un cliente que sabes que le debes 8 de las 10 cosas del To Do list.) A eso le sumas que es el momento de sacar loncheras, preparar bultos, sacar uniformes y empiezas el countdown para que se acuesten temprano porque hay que madrugar. 

Pero toda esa rutina cambio de la noche a la mañana, cuando el COVID, que para ti era un catarro bien fuerte que daba allá bien lejos donde la gente come murciélagos, llegó a Puerto Rico. Pensé, “whatever en dos semanas volvemos a trabajar”. Pensé, “no hay que por bien no venga”. Pensé, “por lo menos estoy con los nenes que nunca los veo”. Pensé, “el descanso que necesitaba”. Pensé tanto y ahora pienso que pensé mal. 

Trabajar remoto con dos nenes, un marido y un perro está del ¡COÑO!!! Por algo pago estudios supervisados, para que mi relación materno filial no se vea afectada. Los grupos de padres en “Whatsapp”, los emails de las maestras que no le ha llegado el trabajo, que si se quedó una parte por hacer, que si “yo no entiendo mamá”, “mamá eso no es lo que dijo la maestra” … A eso súmale, “que vamos a comer hoy”, “estoy aburrido”, se cayó el internet, “hace calor puedo prender el aire”, los fricking Happy Hour virtuales, el perro que se antoja ladrar justo cuando tienes un conference call con tu cliente “favorito” … en fin en ese momento te das cuenta que con todo y síndrome de domingo por la tarde, Eras feliz y no lo sabías…”

#PariDos #workingmom #quarantine2020 #covid #workingfromhome #cuandoerasfeliz #homeschooling #sundaynightsyndrome

Leave A Comment

Please be polite. We appreciate that. Your email address will not be published and required fields are marked